Anuncio.

Por falta de tiempo y por razones personales seguiré escribiendo en el blog de manera esporádica.

martes, 15 de mayo de 2012

TLATLAUQUITEPEC EN LA CONQUISTA Y EN LA NUEVA ESPAÑA



En el libro Diario de un cura de pueblo y la relación de los señores curas que han servido la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Tlatlauqui de Ernesto de la Torre Villar, se habla de unos documentos antiguos que de propiedad de los caciques de Nauzontla, donde se da constancia de las tres visitas de Hernán Cortes a Tlatlauquitepec y que se le hacia recibimiento en los parajes de Acuaco. En la tercera visita de Cortes  dicen estos documentos que Olinteutli para no recibirlo se escondió en una cueva de Xiucayuca, y por el contrario que el cacique de Nauzontla Don Diego Caltzin lo recibió. Cortes en retribución a Don Diego Catlzin y sus herederos les entrego el gobierno de Tlatlauquitepec.



Tres años después de la caída del Imperio Mexica, hacia 1524, se sometió el señorío de Tlatlauquitepec al régimen de encomiendas, al igual que Teziutlán y Hueytlalpan. Ha Hernando de Salazar y a Pedro Cindos de Portillo se les entrego la encomienda de Hueytlalpan, Tlatlauquitepec y Jonotla los tres pueblos mas importantes de la sierra, en pago a los servicios de conquista.

El mas celebre Pedro Cindos de Portillo, dejo la encomienda en 1528 después del percance que casi le cuesta la vida y convirtiéndose a la orden de los franciscanos, esto se narra a continuación del libro Historia Eclesiástica Indiana de Fray Jerónimo de Mendieta:

DIOS LE ENSEÑÓ POR CIERTA VIA, QUE ESTABAEN CAMINO DE LA CONDENACIÓN ETERNA”


“enviando una vez de hueytlalpan unos indios criados suyos a otro pueblo dos leguas de allí, supo como otros indios infieles los habían capturado, y los querían sacrificar a sus dioses”
“tomó luego el camino para allá, con la gente que pudo, de sus tributarios, y procuró librar a los que estaban en tanto riesgo y peligro de sus vidas” 

“más por permisión divina sucedió muy al revés de lo que pensaba, por que los indios infieles prevalecieron contra él en tanta manera que haciéndoles volver las espaldas, lo siguieron muy gran trecho con deseo de matarlo, y bajando por cuesta abajo, le dieron tantas pedradas y golpes, que tuvo por milagro haber entonces escapado con la vida”
“aunque de otros peligros semejantes contaba él haberle librado dios por su infinita misericordia, como a quien tenía escogido para servirse de él en la religión. Y así en aquella presura, con ir turbado y medio muerto, le dio ventura para evadirse de sus enemigos, caminando por un arroyo arriba fuera de camino” 

“cuando se vio solo y que ninguno le seguía, apeóse del caballo, y echóse a descansar en el camino sobre la tierra, donde fue arrebatado en espíritu ante el tribunal de dios, y duramente reprendido, por la vida que se daba y por haberse olvidado de los sabios consejos con que Hernán cortés diariamente aleccionaba a los españoles que le acompañaron en la conquista y poblamiento de la nueva España 

“poner amor en la obra que están haciendo, interés por los naturales, y por la elevación de su nivel de vida y el deseó de incorporarlos a su empresa, respeto por sus instituciones, que solomante podrán ser sustituidas para ser mejoradas. 

Entre las amonestaciones: por el mal trato que daba a sus esclavos, que pasaban de quinientos. Y fuele dicho, que si quería salvar su alma, dejase los pueblos que tenía en encomienda, liberase a los esclavos, con todo lo de más que traía su corazón cautivo” 

“y en volviendo es si y despertando, puso por obra, sin detenimiento alguno lo que le fue mandado y así fue derecho a su casa, y dio luego su libertad a todos sus esclavos; también renuncio a sus encomiendas y entró como lego y no para el coro (aunque sabia bien leer y escribir) en el hábito de san francisco, en 1535, durante mucho tiempo sirvió como portero en el convento de su orden en la ciudad de México, con grandísimo ejemplo y edificación de toda aquella ciudad, que lo tenía en estima y veneración. Desde el principio de su conversión hasta lo último de su vida, resplandeció en él todo género de virtud y santidad. 

En 1576, a la edad de noventa y tres años, de los cuales dedicó a salvar almas cuarenta y uno, fue enterrado en el suelo de la primitiva iglesia de la villa “nombre de dios” y posteriormente a los dos años fue trasladado al nuevo templo, al exhumarlo notaron con estupor que su cuerpo estaba incorrupto.



También Hernando de Salazar renuncia a la encomienda quedando vacante en marzo de 1531, en ese mismo año se edifico una modesta Iglesia bajo la advocación de Santa María, con muros de adobe y techo a dos aguas formada por carrizos y cañas de maíz, al frente una cruz de madera, con esas rusticas instalaciones se daba atención a los naturales, desde aquí se inició la evangelización formal de esta zona de la Sierra de Puebla, pocos años se necesitaron para construir el Convento e Iglesia que hoy podemos apreciar ,en el ámbito de tan afamado Convento vivieron insignes predicadores y misioneros, como Fray Andrés de Olmos que en la actualidad es la Casa Cural. 



En 1533 la encomienda de Cindos y Salazar paso a manos de la corona, el 3 de junio de 1535 Tlatlauquitepec pasó a ser corregimiento por disposición de la segunda Real Audiencia, siendo su primer Corregidor Alonso Cuello de las Casas. Años después este puesto paso a la Villa de San Juan de los Llanos hoy Libres Puebla (Hueytlalli)

En el año de 1567 la orden franciscana entrega el clero secular las casas y parroquias, ya para 1607 el primer cura del pueblo es Don Lorenzo de Orta




Hasta el año de 1833 el ex convento de Tlatlauquitepec tenía solo una torre ubicada en el cementerio distante de la iglesia. En ese mismo año se empezó a acarrear piedras para la construcción de las 2 torres actuales en el trascurso de los siguientes 6 años se acabaron estas.

La campana mayor se hizo con materiales de regiones lejanas como Chihuahua, esta campana se malogro 5 veces , en la sexta la hechura fue la correcta el 21 de marzo de 1842, el 26 de marzo de ese mismo año se dio estreno con su repique recibiendo el nombre de Doña María de la gloria. El 25 de julio se subió esta a la torre. La otra campana se llama de la Purísima.


Mis otros blogs:


Comenta antes de salir.


SIGUE MI FACEBOOK DANDO CLICK EN LA IMAGEN




2 comentarios:

  1. Lo felicito por su blog, también deseo comentar que hacía 1850 fue el estupendo cronista Don Ambrosio López del Castillo clerigo de Tlatlauquitepec, quien compiló entre muchos datos importantes, los recibimientos de Olinteutli a Hernán Cortés en el paraje o sitio de Acuaco. Este dato sobre dicho encuentro proviene efectivamente de una fuente mucho más antigua y todavía existen copias de dicho documento resguardadas en la biblioteca del INAH, de acuerdo a la investigación del Mtro. Gerardo Cepeda. Para nuestro punto de vista Cortés llegaría efectivamente a Acuaco y después a Zautla, no olvidemos que Acuaco se encuentra comprendido dentro del actual distrito de Tlatlauquitepec como localidad de la parte sur,así que creo que todo indica que estuvo en Tlatlauquitepec, pero hay más objetividad que el lugar haya sido Acuaco.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...