Anuncio.

Por falta de tiempo y por razones personales seguiré escribiendo en el blog de manera esporádica.

jueves, 20 de junio de 2013

Lo que me recordó Barry

Con el paso de la tormenta tropical Barry que esta afectando la región de la sierra norte de Puebla, me hizo recordar la tormenta tropical numero 11 ( Octubre de 1999.), que tanto afecto a Tlatlauquitepec como a todos los pueblos de la región. Yo era un niño, recuerdo el comienzo de las terribles lluvias, llegaron con un viento muy fuerte, se cancelaron las clases en la escuela, se corto el servicio de energía eléctrica; en aquellas épocas no había televisión por cable, los niños no estábamos tan embobados en la televisión o internet (Pocos o nadie lo tenia.), aunque debo reconocer que veía (Muy a mi pesar, en la actualidad.) la novela de Serafín, tanto que mis amigos y yo conseguimos unas pilas de esas gordas, para verla en un televisor que funcionaba con ellas (Desperdicio de estas, ahora lo entiendo.). 


Deslaves, aunque no son de 1999, son mas recientes.







No nos dejaban salir de casa en un principio, solo podía oír el gran ruido que hacia el río de Huaxtla, que con el caudal de agua que llevaba desapareció el terreno llamado “El Paraíso” (En donde jugábamos fútbol, clic aquí.), algunas casas que se encontraban camino a Huaxtla fueron sepultadas, así como la alberca que allí se encuentra (Hemos de notar que los puentes antiguos como el de entrada a Tlatlauquitepec y el de Huaxtla resistieron.); supe que tumbas del panteón de Huaxtla cayeron y quedaron a la vista por un deslave, hubo muertos (Jóvenes según lo que se decía.); deslaves en caminos de la zona baja (Mazatepec, Atotocoyan, etc.), las salidas de Tlatlauquitepec (La que va a Puebla, no se la de Teziutlan.) cedieron frente a tanta agua, los precios se elevaron (Muchos comerciantes con maña y saña se aprovecharon de la tragedia, recuerdo ver varias tiendas con sellos de clausura.), mis padres que tuvieron que salir de Tlatlauquitepec casi brincando rumbo a Zaragoza a conseguir víveres y tortillas. 

Lo que quedo en el Paraíso.

Recuerdo ya más a la distancia que se hablaba de la Aurora en Teziutlan y el desastre que allá ocurrió, muchas casas con gente fueron devoradas con la tierra de una parte del panteón; también recuerdo que en la iglesia de Tlatlauquitepec se recibían despensas y ropa, la cual yo junto con muchos niños (Creo que en esa época iba a clases de catecismo, no recuerdo bien.) empacábamos o ayudábamos a almacenar para su posterior reparto (Si que fue una época difícil, me gusta haber ayudado.). 

La Aurora, Teziutlan.

Cuando todo empezó a normalizares (La energía eléctrica, los caminos improvisados, etc.), hasta las maquinitas regresaron, lo único malo era regresar a clases (Para mi en esa época era lo malo, era un niño.). 

El puente de entrada a Tlatlauquitepec.

Puente de Huaxtla.

Al pasar de los años, fui comprendiendo lo que paso: combinación del cambio climático, la accidentada orografía de la región, construcción en laderas de barrancas y a la inmoderada tala de arboles (Tlatlauquitepec esta emplazado sobre terrenos de naturaleza arenosa, el único esqueleto que hace que no se deslave esta capa son las raíces de los arboles, que a mayor extensión mejor.); la presa de la Soledad gracias a toda la tierra, arena y desechos vegetales arrastrados por los ríos, perdió capacidad de contención. El gran resultado de estos factores fue una gran tragedia, que no debemos olvidar, para así tratar que no se repita.

Así se veía Tlatlauquitepec bajo Barry.

video








Comenta antes de salir.

Mis otros blogs:
Sígueme en Facebook dando clic en la imagen.



Algunos links de interés y fotografías:






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...