Anuncio.

Por falta de tiempo y por razones personales seguiré escribiendo en el blog de manera esporádica.

lunes, 24 de junio de 2013

Los monumentos que debemos rescatar



La iglesia de la Asunción:





Cuenta con 482 años de historia (Clic aquíacá y aquí): en el siglo XVI fue testigo del paso de franciscanos, que llegaron a evangelizar la región; construida con manos indígenas de varios pueblos (Zacapoaxtla, Teziutlán, Mexcalcuautla, Chignautla, Ayotoxco, etc); levantada con piedra bien careada ( posiblemente esta formaba parte de construcciones prehispánicas, no así que las torres que son posteriores); su artesonado o zarzo, es de las partes mas antiguas que se conservan, fabricado de cedro procedente de Ayotoxco, muestra tres lazos dorados (símbolo franciscano), cuenta con un amplio atrio, cruz atrial (que posiblemente se encontraba en el centro del atrio y durante la revolución fue colocada en la cima de la portada para su conservación, sustituyendo la imagen de la patrona). 





Los números indican los lazos franciscanos.


Claustro del ex-convento.

Iglesia a principios-mediados del siglo XX.


Iglesia en la actualidad.


Cruz atrial.
Antigua fotografía que muestra una imagen de la Virgen de la Asunción en vez
de la cruz atrial.

Piedras de torre y piedras del convento.


La iglesia de la Asunción forma parte del convento franciscano, clasico por su claustro, de características únicas: por cada arco en la parte baja hay dos arriba y su construcción de cantera extraída posiblemente de las barrancas de Pezmatlán o de orillas del río Apulco, rodeado de las celdas de los monjes, que contrario a lo que creeríamos no habría mas de 2 o 3 habitándolo; aqui paso algún tiempo fray Andrés de Olmos (que vivió entre Hueytlalpan y Tlatlauquitepec). 


Claustro con arcos de cantera de Chignautla.


Comparación del interior en la primera mitad del siglo XX y en la actualidad.


Interior de la iglesia de la Asunción.

Interior de la iglesia de San Francisco en Puebla.

Poco sabemos de los años conventuales de Tlatlauquitepec, pues los archivos de estos se perdieron o bien se los llevaron los frailes al dejar el convento y pasar al clero secular la iglesia a finales del siglo XVI, aunque hace unos años se encontró en la biblioteca Lafragua de la Buap, un libro incunable que estuvo bajo el cuidado de estos franciscanos y que podría ser valiosa fuente de información. 


Incunable, con la palabra "Tlatlauquitepec" en rojo.


Muchos cambios a sufrido esta iglesia y convento, desde el cambio total del interior de su aspecto para asemejarse a la iglesia de San Francisco en Puebla, el cambio del piso de tarima ( como la parroquia del convento de San Luis Obispo de Toulouse en Huamantla) por uno de piedra de Santo Tomas (Traída desde puebla, varios ejemplos de esta podemos verlos en las iglesias de la ciudad de Puebla.), tanto así que se perdieron pinturas murales que seguramente había (como en el convento de Zacatlán, se encontraron algunas en forma de alabanzas a la Virgen de la Asunción) , adornos de plata y oro, etc.

Iglesia del convento de San Luis Obispo, Huamantla.

Alabanzas a la Virgen recién halladas.




Pintura mural del convento de Zacatlan.

Pintura mural del convento de Zacatlan.

Pintura mural del convento de Zacatlan.

Pintura mural del convento de Zacatlan.

Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús:


Esta iglesia alguna vez fue dedicada a San Francisco de Paula (devoción que fue muy difundida por el maestro de escuela José Miguel de Pazos Varela y Pesellín, quien financio la imagen de este santo y la iglesia), no se sabe por que cayo en desuso y quedo derruida, pasando varios años sin ocupar. Pasó a manos del gobierno y después fue vendida al cura Hilario Gonzales el 17 de abril de 1900, con el propósito de reconstruirla y dedicarla al sagrado corazón de Jesús (este mismo cura compro la imagen). Se sabe que la reconstrucción se inicia en 1920 y termino en 1922.


San Francisco de Paula, por Francesco Capella.



Sagrado Corazón de Jesús de Pompeo Batori.




En 1925 se pintan 8 murales: uno original de William Brassey Hole (no todas como se comenta en otras paginas) "la transfiguración" (aquí); "caída en el camino hacia el calvario", "oración en el huerto" de Heinrich Hofman (aquí), "la ultima cena",, "La cuarta revelación a Santa Margarita de Alacoque del sagrado corazón de Jesús " (No se sabe el autor original , pero en el templo de San Hipolito en la ciudad de México hay una pintura gemela, aquí ), "la resurrección", "Jesús trasladado al sepulcro" de Antonio Ciseri (aquí) y "la crucifixión", pintados por Luis Toral Gonzales (Pintor muralista de Zacapoaxtla, mismo que realizo el mural de la Batalla del cinco de Mayo en el Palacio Municipal de Zacapoaxtla.). 



Mural de 5 de mayo.

Mural de Santa Margarita de Alocoque.


Pintura hermana en la iglesia de San Hipolito.



Mural de la transfiguración.


La transfiguración de William Brassey.



Ultima cena.

Resurrección.

Mural del traslado al sepulcro.


Traslado al sepulcro de Antonio Ciseri.



Mural de la oración del Huerto.

Cristo de Getsemaní, de Hoffman.


Crucifixión.

Caída de Jesús, hacia el Golgota.



En 1955 sufrió un incendio ya que su techo era de construcción tradicional de teja y madera, razón por la que se construyo en bóveda y cúpula (posiblemente el decorador sea Miguel Huitle de Cholula, cuyo nombre aparece bajo el coro de la iglesia). El altar mayor esta compuesto por una pechina cuadrangular sobre la que descansa la escultura del sagrado Corazón de Jesus, con un gran esplendor a espaldas. La iglesia en su totalidad se decoro con laminilla de oro y en la base de la cúpula, se pueden observar imágenes al óleo de los papas Pio IX, Pio X, Pio XII y León XIII; además de ocho medallones con el rostro de Jesús y cuatro relacionados con la eucaristía.


Con techo de teja.

Podemos ver ya la cúpula años después.


El nombre del posible decorador.

Altar mayor.

Decoración con querubines y laminilla de oro.

Medallones afectados por la humedad.

Pinturas al oleo de los papas




La gran humedad esta destruyendo el decorado y pinturas.

La entrada y coro al fondo, podemos ver el trabajo de la humedad en las paredes.


Estas iglesias son nuestros grandes patrimonios, cada vez que paso por ellas me siento en la época en que fueron construidas, pero me doy cuenta del descuido en el que están (mucho mas que las que se encuentra en las comunidades como: Tochimpa, Contla o Huaxtla): la iglesia de la Asunción en su capilla del sagrario perdió los medallones que alguna vez lucio, se pintaron de blanco las cúpulas de las torres; en la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús se están perdiendo la excelentes pinturas y los decorados por la excesiva humedad en la que se encuentra. Necesitamos trabajos urgentes de rehabilitación, restauración y manejo de estos monumentos para que no solo los conozcamos en fotos.




Datos:


  • Diario de un cura de pueblo: y relación de los Señores Curas que han servido la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Tlatlauqui de Ramón Vargas López.
  • Historia de un Pueblo, Tlatlauhquitepec de Alejandro Mendoza.
  • Los Pueblos de la sierra de Bernardo García Martínez.



Comenta antes de salir.


Mis otros blogs:
Sígueme en Facebook y en Google+ dando clic en las imágenes.



jueves, 20 de junio de 2013

Lo que me recordó Barry

Con el paso de la tormenta tropical Barry que esta afectando la región de la sierra norte de Puebla, me hizo recordar la tormenta tropical numero 11 ( Octubre de 1999.), que tanto afecto a Tlatlauquitepec como a todos los pueblos de la región. Yo era un niño, recuerdo el comienzo de las terribles lluvias, llegaron con un viento muy fuerte, se cancelaron las clases en la escuela, se corto el servicio de energía eléctrica; en aquellas épocas no había televisión por cable, los niños no estábamos tan embobados en la televisión o internet (Pocos o nadie lo tenia.), aunque debo reconocer que veía (Muy a mi pesar, en la actualidad.) la novela de Serafín, tanto que mis amigos y yo conseguimos unas pilas de esas gordas, para verla en un televisor que funcionaba con ellas (Desperdicio de estas, ahora lo entiendo.). 


Deslaves, aunque no son de 1999, son mas recientes.







No nos dejaban salir de casa en un principio, solo podía oír el gran ruido que hacia el río de Huaxtla, que con el caudal de agua que llevaba desapareció el terreno llamado “El Paraíso” (En donde jugábamos fútbol, clic aquí.), algunas casas que se encontraban camino a Huaxtla fueron sepultadas, así como la alberca que allí se encuentra (Hemos de notar que los puentes antiguos como el de entrada a Tlatlauquitepec y el de Huaxtla resistieron.); supe que tumbas del panteón de Huaxtla cayeron y quedaron a la vista por un deslave, hubo muertos (Jóvenes según lo que se decía.); deslaves en caminos de la zona baja (Mazatepec, Atotocoyan, etc.), las salidas de Tlatlauquitepec (La que va a Puebla, no se la de Teziutlan.) cedieron frente a tanta agua, los precios se elevaron (Muchos comerciantes con maña y saña se aprovecharon de la tragedia, recuerdo ver varias tiendas con sellos de clausura.), mis padres que tuvieron que salir de Tlatlauquitepec casi brincando rumbo a Zaragoza a conseguir víveres y tortillas. 

Lo que quedo en el Paraíso.

Recuerdo ya más a la distancia que se hablaba de la Aurora en Teziutlan y el desastre que allá ocurrió, muchas casas con gente fueron devoradas con la tierra de una parte del panteón; también recuerdo que en la iglesia de Tlatlauquitepec se recibían despensas y ropa, la cual yo junto con muchos niños (Creo que en esa época iba a clases de catecismo, no recuerdo bien.) empacábamos o ayudábamos a almacenar para su posterior reparto (Si que fue una época difícil, me gusta haber ayudado.). 

La Aurora, Teziutlan.

Cuando todo empezó a normalizares (La energía eléctrica, los caminos improvisados, etc.), hasta las maquinitas regresaron, lo único malo era regresar a clases (Para mi en esa época era lo malo, era un niño.). 

El puente de entrada a Tlatlauquitepec.

Puente de Huaxtla.

Al pasar de los años, fui comprendiendo lo que paso: combinación del cambio climático, la accidentada orografía de la región, construcción en laderas de barrancas y a la inmoderada tala de arboles (Tlatlauquitepec esta emplazado sobre terrenos de naturaleza arenosa, el único esqueleto que hace que no se deslave esta capa son las raíces de los arboles, que a mayor extensión mejor.); la presa de la Soledad gracias a toda la tierra, arena y desechos vegetales arrastrados por los ríos, perdió capacidad de contención. El gran resultado de estos factores fue una gran tragedia, que no debemos olvidar, para así tratar que no se repita.

Así se veía Tlatlauquitepec bajo Barry.

video








Comenta antes de salir.

Mis otros blogs:
Sígueme en Facebook dando clic en la imagen.



Algunos links de interés y fotografías:






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...