Anuncio.

Por falta de tiempo y por razones personales seguiré escribiendo en el blog de manera esporádica.

sábado, 22 de marzo de 2014

La fauna de la región parte 2, "Los felinos"


¿Quieres ver la parte 1, haz clic aquí?

La fauna en peligro:






El estudio de Osvaldo Eric Ramírez-Bravo "El Jaguar en Puebla: presencia, distribución y relación con el hombre y conservación" de 2011, nos dio a conocer la fauna que actualmente existe en la región, pero que se encuentra en peligro. El estudio divide el estado en 7 regiones: Metlaltoyuca, Huachinango, Zapotitlán, Hueytamalco, Mixteca, Tehuacán-sierra negra y Cuetzalan (en este queda dentro Tlatlauquitepec). Para obtener datos acerca de la fauna existente: se realizaron encuestas, colocaron cámaras-trampa, detección de huellas de felino, depredación de ganado y animales silvestres.

Los principales problemas que afectan las poblaciones de animales en esta región son: la deforestación, la sobre explotación de recursos naturales y la caza furtiva. No me ha sido extraño oír de grupos de caza, que traían de sus varias excursiones varios ejemplares de siete rayas, algún tigrillo o ardillas; la gente que constituía estos grupos cría perros que ellos llaman de caza, de grandes orejas muy parecidos a los Dachshund, pero de talla menor.

Los animales detectados en la zona han sido:



Jaguar, Ocelotl, Tlatlauhqui Ocelotl, Tecuani, en maya Balam (Panthera Onca): es el felino de mayor tamaño en América y el tercero en el mundo (después del tigre y el león), el color de la piel varía de amarillo pálido a café rojizo y cambia a blanco en el pecho y en la parte interna de las extremidades. En todo el cuerpo presenta manchas negras, que en los costados cambian en rosetas, dentro de estas puede haber una o más manchas pequeñas. Su cuerpo es robusto, pecho fuerte y piernas delanteras fuertemente musculadas, presenta cabeza grande, hocico corto, amplio y chato, ojos grandes color café claro, orejas pequeñas y redondas, el pelo es corto y erizado.


Jaguar, Ocelotl


Miden entre 1.12 y 1.85 m y el peso va de los 45 a los 160 kg, las hembras son un 20% más pequeñas que los machos (Galindo-Leal, 2009). Las medidas corporales cambian con respecto a la variación geográfica, en Mesoamérica son más pequeños que en Sudamérica. Existen jaguares con el pelaje completamente negro sobre el cual las manchas apenas se diferencian (se les conoce como panteras) y a pesar de su apariencia robusta, el jaguar es bastante ágil, puede saltar entre los árboles y nadar grandes distancias.


Monumento 107, San Lorenzo Tenochtitlán.


Los olmecas consideraban al jaguar como progenitor mítico de la clase gobernante, asociándose con con sacerdotes y chamanes, poseedores de cualidades sobrenaturales con lo que tenían capacidad de conseguir una completa transformación espiritual. Esta hipótesis se fundamenta en las innumerables representaciones de un ser híbrido hombre-jaguar.


Monumento SL-52, posiblemente en transformación,
San Lorenzo Tenochtitlán.

Monumento 37, San Lorenzo Tenochtitlán.


También es posible ver en el arte olmeca posibles aspectos del chamanismo, sobre todo la transformación en jaguar (nahual).

Guerrero Ocelotl, Códice Mendoza.
Personaje ataviado como Ocelotl, muro norte del edificio A.

Guerrero Ocelotl, códice Florentino.

Guerrero Ocelotl, códice Florentino.


Guerrero Ocelotl, códice Tovar.


En la época prehispánica fue emblema de los linajes gobernantes y el poder real; representaba al mismo soberano. Gran guerrero nocturno, por su fiereza fue símbolo de la orden militar de los caballeros jaguar. Asociado a Tezclatipoca, llamado "Tepeyollotl" o "Corazón de la montaña", relacionado con el eco y las cuevas, señor de las tierras salvajes y los bosques oscuros, del mundo nocturno y subterráneo. Su rugido recordaba al ruido de los terremotos.


Tepeyolotl, Códice Telleriano-Remensis.
El jaguar es por lo tanto la contra parte del águila, ave solar; la noche y el día, el sol y la luna. Por las manchas de su piel se comparaba con el cielo estrellado. Era la oscuridad que devoraba al sol durante un eclipse.


Balam, códice París.



Día Ocelotl, Códice Telleriano-Remensis.
Al simbolizar las fuerzas oscuras, era también el disfraz mas poderoso de los brujos y los hechiceros, señores de los poderes ocultos.


[1]Chaman de Atlihuayan, en su espalda  y cabeza
tiene una piel a manera de capa tachonada con
elementos cruciformes que lo asocian con
la tierra y con el cielo, posiblemente ocupada
para provocar la transformación nahualistica.
Figura que posiblemente representa
una transformación nahualistica,
posiblemente de Tabasco, de la colección
privada de la Dumbarton Oaks Research
Library, Washington D.C.

Otra figura que posiblemente representa
una transformación nahualistica,
posiblemente de Tabasco, de la colección
privada de la Dumbarton Oaks Research
Library, Washington D.C.


Ocelotl, códice Florentino.

El códice Florentino nos lo describe así: "el tigre, anda y bive en las sierras, y entre las peñas, y también en el agua: es noble, y dizen, es príncipe y señor de los otros animales, y es avisado, y recatado y regalase, como el gato, y no consiente el trabajo ninguno: y tiene asco de ver cosas sucias, y hediondas, y tienese en mucho. es baxo y corpulento, y tiene la cola larga, y las manos son gruesas, y anchas y tiene el pescueço grueso, tiene la cabeça grande: las orejas son pequeñas, el hocico gruezo y carnoso y corto y de color prieto: y la nariz tiene grasienta, y tiene la cara ancha, y los ojos relucientes como brasa, los colmillos son grandes y gruezos: los dientes menudos, chicos y agudos: las muelas anchas de arriba; y la boca muy ancha; tiene unas largas, y agudas: tiene pescuños en los braços, y en las piernas: tiene el pecho blanco, tiene el pecho lezne, y como crece se va manchando, y crescenle las uñas, y agarra crecenle los dientes, y las muelas y colmillos y regaña y muerde y aranca con los dientes y corta, gruñe, y brama sonando como trompeta."


Tlatlauquiocelotl, códice Florentino.
A la región tributaria de Tlatlauquitepec en la época prehispánica se le pedía en tributo un traje de guerrero jaguar, realizado con telas acolchadas o bien con pieles de este animal.

Traje de Guerrero Ocelotl, parte del tributo de Tlatlauquitepec, Matricula de
tributos.
En algunas regiones tributarias como el Soconusco se tributaban las pieles de 40 jaguares.


Piel tributada por la provincia de Soconusco, la bandera en su
hocico nos da el numero de estas.
Otro nombre dado al tigre es el de "Tecuani", que se interpreta como " El que come", y esto a su ves viene de las palabras nahuas "te", el; "cua", comer. También según clavijero es nombre genérico de todas las bestias: lobo; ocelote; hasta el caballo, asi lo confirma Bartolome Leonardo de Arguensola " Oyeronse entonces algunos relinchos (porque estaban los cavallos en el patio) y pidieron a Cortes, que les declarase, q avian los Tecuanes, que vozeavan ( Tecuanes llaman a los animales Fieras)". Este nombre ya con la influencia de español, y el olvido del náhuatl en zonas de Puebla, Morelos y Guerrero, fue ocupado para nombrar una danza referente a la caza del jaguar; "Los Tecuanes".

[2]Danza de Tecuanes, fotografía de Jesús Piedras.
[3] Representación de un Tecuan.

Talla de un jaguar, Cuetzalan.



Aretes-Tecuanis.

Talla de Jaguar, los sapos, Puebla.
En Mazatepec existe la cueva "del Tigre", que muy probablemente recibió este nombre del náhuatl "Oceloztoc" que conoció Juan Enrique Palacios en en su visita a la zona de Mazatepec allá por inicios del siglo XX, y dice de ella: "Sépase, por lo tanto, que se trata de una cueva abierta en la tierra misma; húmeda y oscura y no solamente poblada por escorpiones y otras alimañas tan inofensivas como estas, sino por tigres. Sí, señor, como suena: ¡por tigres! (Jaguares)".

También nos habla de su amigo Jenaro despues de cazar un pecarí cerca de Mazatepec, ya en Ayotoxco: "Sin acceder al ofrecimiento del mulato, que se comprometía desollarle la pieza, procedió Jenaro, por su propia mano, a la operación, que en achaques de curtiduría y taxidermia no se vale de nadie y a ninguno le cede en destreza para preparar una piel, que ha de servirle mañana trofeo. Para ello, carga en todo tiempo con un estuche habilitado de herramienta de distintas formas y tamaños, y sustancias de variedad de olores y colores, que aquella vez vimos aplicar en un periquete, dando los primeros toques a la hermosa y nada chica zalea — gris oscuro, el fondo; negras, con cabos amarillos y blanquizcos las puntas, — que hoy adorna el pie de la cama de mi amigo, no lejos de los espléndidos ejemplares de berrendos, pumas, jaguares, dantas, buras, perros de agua y temazates que componen la colección del Roosevelt tehuacanero."

Cueva del tigre, Mazatepec.

También nos habla de la abundancia en la región, nombrándonos otros nombres referentes al jaguar:"tenemos tierra virgen y bosques de maderas preciosas, entre las que descuellan el cedro incorruptible y la riquísima caoba. Tenemos potreros, y ¡qué potreros! Allí esta, primero de todos, el del Tigre, así nombrado por las frecuentes visitas que le hacen los grandes jaguares de la comarca."

Ocelotl de Clavijero.

Tlatlauhquiocelotl, por Francisco Hernández, en su libro
Rerum medicarum Novae Hispaniae thesaurus, seu,
Plantarum animalium mineralium Mexicanorum historia.

Puma, Miztli, Koh (Puma concolor): después del león, el puma es el félido de mayor tamaño que carece de manchas. Es comparativamente robusto y de patas relativamente cortas, que si no tuviera la cabeza tan menuda se asemejaría mucho a una leona esbelta. El pelaje es variable en longitud y textura, aunque normalmente corto y algo áspero, de color uniforme, del amarillento o pardo grisáceo claro a pardo obscuro rojizo. Los lados del rostro, la parte trasera de las orejas redondeadas y el extremo de la cola son obscuros; el frente de la boca, la garganta y el vientre son de color blanquecino cremoso.


Puma, fotografía de Wikipedia.


En estado adulto llega a pesar de 35 a 65 kg, e inclusive hasta 100 kg y alcanza una longitud total de 200 a 240 cm, medida dentro de la cual la cola representa cerca de un tercio. Su tamaño y peso le permiten capturar una gran cantidad y variedad de presas, desde pequeños roedores y aves, hasta ciervos y en ocasiones animales domésticos. Normalmente vive solo y es de hábitos nocturnos. El periodo de gestación es de tres meses, al término del cual paren de dos a tres cachorros con ojos grisáceo-azulosos y algunas manchas, una combinación poco usual en crías de félidos grandes.


[4]Puma en los pórticos de Quetzalpapalotl y Tetitla, Teotihuacan.


Es el félido más ampliamente distribuido en el Continente Americano, desde Canadá hasta el sur de Argentina, incluyendo todo el territorio mexicano. Ocupa los hábitats más variados, desde las zonas montañosas a los llanos y las selvas sudamericanas, donde comparte nicho ecológico con el jaguar. La drástica reducción de sus hábitats, la caza furtiva desmedida y el comercio ilegal de cachorros ha disminuido drásticamente sus poblaciones.


[5]Puma de la caja de agua de Tlatelolco.

Llamado antiguamente por los españoles "León americano", es una especie de amplia distribución en todo el continente. Su color amarillo era como el sol del medio día, y su piel al no presentar mancha, simbolizaba el cielo diurno y al mismo día, a la luz y a la claridad.


Puma, códice Nutall.


Se percibían sus características como el valor, la fuerza y la fiereza, por lo que se asociaba con una orden militar de guerreros.


Miztli, códice Florentino.


Según el códice Florentino existen varias especies: "el "Cuitlamiztli", que se parece al lobo; " MaÇamizrli", que se parece a un ciervo; "Quamiztli", parece ser una onza, nunca baja al suelo muy semejante al león y el "Tlamiztli", de pequeña talla pero muy feroz, posiblemente cualquiera de estos 2 sea el Jaguarundi."


Gato montés, Lince u Ocotochtli (Lynx rufus): es uno de los felinos más ágiles y solitarios de México. Mide entre 70 y 120 centímetros, incluyendo la cola, y su peso oscila entre siete y 17 kilogramos. En las partes superiores es de color café moteado mezclado con gris y negro, en las inferiores, es blanco con manchas negras. Su cara está rodeada por una franja blanca; las orejas y la punta de la cola generalmente tienen una borla negra. Vive entre 10 y 12 años.


Gato montes, fotografía de Wikipedia.


Su dieta incluye mamíferos pequeños, como conejos y ratones; sin embargo, puede llegar a cazar venados jóvenes y otros mamíferos de talla superior a la suya. También consume aves y peces.

Su gestación dura de 60 a 70 días. Las hembras construyen una madriguera entre rocas y raíces, utilizando troncos caídos. Este sitio se convierte en su hogar por varios años y allí paren de dos a tres crías por camada. Las madres permanecen con sus cachorros durante nueve meses, incluso hasta 12, tiempo suficiente para que los pequeños gatos salvajes aprendan a cazar y puedan independizarse, una vez que alcancen la madurez sexual, alrededor de los 13 meses de edad.


Ocotochtli, códice Florentino.


Al igual que los gatos domésticos, marca su territorio con heces y orina. Suele ser un hábil escalador, cazador y nadador. Su paciencia lo convierte en un excelente depredador, que, sin embargo, se ve amenazado por el hombre, ya que se lo captura para comerciar su piel.


Por su tamaño mediano e le considera el tercer felino más grande que habita en México. Habita el norte del país, donde es muy abundante, y el centro, donde es poco común. Su morada se restringe a zonas montañosas templadas, principalmente aquellas donde hay matorrales en abundancia, en combinación con sitios rocosos y cañadas profundas.

Ocelote, Tlalocelotl, Tlacocelotl, Tlacoocelotl, Hix, Xochimiztli y localmente Oncilla o Tigrillo (Leopardus pardalis): felino de tamaño mediano; cabeza pequeña; orejas cortas, anchas y redondeadas; cola corta y adelgazada hacia la punta. El patrón de coloración es generalmente gris pardo o amarillo rojizo en el dorso y costados, blanco con tinte amarillo en la parte del vientre y en la parte interna de las patas. El dorso presenta motas de color café oscuro con el borde negro, las motas en los hombros y el cuello son alargadas y las de la parte posterior son redondeadas, en el vientre las manchas son completamente negras. La cabeza es de color café con pequeñas motas negras y dos franjas negras a cada lado de los cachetes y de 4 a 5 bandas negras paralelas a lo largo del cuello, la cola presenta anillos o manchas de color oscuro, terminando con la punta negra. El pelaje es sedoso, espeso y brillante. Las medidas corporales (en mm) para machos y hembras son: longitud total, 924 - 1188 y 950 - 1048; Longitud de la cola, 292 - 380 y 300 - 329; longitud de la pata, 137 - 163 y 133 - 147; longitud de la oreja, 46 - 64 y 50 - 54. El peso corporal es de 7.8 a 14.4 kg.



Sahagún lo nombra en el Códice Florentino así: “el gato cerval llamanle por este nombre conviene a saber: tlacoocelutl, tlacomiztli, porque es pequeño, del tamaño de un gato. Es pardo, tiene uñas, manchas oscuras como el tigre pintado. Su nombre se interpreta en español como "medio jaguar", de "tlaco", medio”.


Glifo maya, Ocelote o tigrillo:  "Hix".
Ocelote según en Conde de Buffon.

Ocelote según en Conde de Buffon.

Tlacoocelotl por Francisco Hernández, en su libro
Rerum medicarum Novae Hispaniae thesaurus, seu,
Plantarum animalium mineralium Mexicanorum historia.

Tlacocelote según Clavijero.


Tigrillo, Xochimiztli, Oncilla, Margay, Ocelote de árbol, localmente Tigrillo u Oncilla (Leopardus Weidii): felino de tamaño pequeño; cabeza pequeña; orejas cortas, erectas y con las puntas redondeadas; cola larga, gruesa y está cubierta con abundante pelo. El pelo es relativamente largo, suave y grueso. El patrón de coloración varía entre individuos, pero generalmente va de un gris mate a un intenso ocre rojizo en los costados, café pálido hacia la parte baja de los costados, con un tinte amarillo pálido en la parte del vientre y en la parte interna de las patas. Hay una gran variación en el patrón de motas, desde estrechas rayas hasta rosetas irregulares con anillos negros o café oscuro y su centro más oscuro que la coloración del dorso. Las rosetas pueden unirse dando la impresión de formar bandas largas o cortas. Sin embargo, el patrón general consiste de manchas sólidas en la parte media y de largas y completas rosetas en los costados. La cola tiene cerca de 12 anillos oscuros, muchos de ellos incompletos en la parte de abajo y la punta es oscura. El tigrillo es muy parecido al ocelote, pero de menor tamaño, en México es el felino más pequeño. Las medidas promedio corporales (en mm) para machos y hembras son: longitud del cuerpo, 563.9 - 554; longitud de la cola, 395.9 - 406.4; las siguientes medidas son un promedio de ambos sexos: longitud de la pata, 89 - 132; longitud de la oreja, 40 - 55. El peso corporal es de 2.6 a 5 kg.


Tigrillo, fotografía de Wikipedia.


En la época prehispánica fue llamado Xochimiztli por la forma de sus manchas, que algunas veces semejaban flores.



Personajes del mural de la "Batalla" en Cacaxtla:




Posiblemente vistan atuendos confeccionados con pieles de Ocelote o Tigrillo, ya que al verse las dimensiones de las garras y cabezas de las pieles, entran dentro del tamaño estimado de estos.










Jaguarundi, Onza, Tigrillo, Tlamiztli, Tlalmiztli, Quammiztli, Cuauhmiztli, localmente Gato montés o Tigrillo (Herpailurus yagouaroundi): felino de tamaño pequeño a mediano. Su cuerpo es largo y esbelto con miembros cortos; cabeza pequeña y plana; orejas pequeñas y redondeadas; la cola es larga, aproximadamente dos tercios de la longitud del cuerpo. El pelaje es corto y áspero, los pelos tienden a ser claros en la base y en la punta, lo que da una apariencia entrecana. Existen dos fases de coloración, una amarilla o café rojizo y otra gris obscuro, en ambos casos la coloración ventral es más clara. Carece de manchas o líneas. Posee un cráneo ligeramente arqueado, los huesos nasales se extienden hacia el frente y los forámenes del palatino son inconspicuos. Las medidas corporales para machos y hembras son (mm), respectivamente: longitud del cuerpo, 620 - 832, 430 - 660; Longitud de la cola, 430 - 572, 400 - 506. El peso corporal es de 3.5 a 6.5 kg.

Jaguarundi, fotografía de Wikipedia.


"Cuammiztli" o "Cuahumiztli" se interpreta en español como "Puma de los árboles", de "Cuahuitl", árbol. Sahagún se refiere a el de esta forma: "este animal que se llama Cuammiztli por las propiedades paresce ser Onza, y si no lo es no sé qué otro animal sea semejante.  Dizen que es semejante al leon, sino que siempre anda en los arboles saltando de unos a otros, y allí busca su comida; pocas vezes anda en el suelo". El nombre de Tlamiztli o Tlalmiztli se puede interpretar como " Puma de la tierra" y de él se decia: que era una fiera semejante al león, pero menor que el gato y muy feroz.


Gato montes de Nueva España,
no es parecido al conocido, mas
se parece al Jaguarundi, por el Conde
de Buffon.

Comparación de tamaños de los felinos mexicano:





Hasta qui llegamos en esta ocasión, síguenos próximamente en la tercera parte.

Fotografías y datos:

[1] Sacerdote o chaman de Atlihuayan.
[2] Jesús Piedras, Flickr.
[3] Azlath.
[4] Revista imágenes.
[5] Inah,gob


Comenta antes de salir.

Sígueme en Facebook, Google+ y Youtube dando clic en las imágenes.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...