Anuncio.

Por falta de tiempo y por razones personales seguiré escribiendo en el blog de manera esporádica.

jueves, 15 de mayo de 2014

Xometl (el Saúco)


El Saúco o Sambucus es un arbusto de 2 a 4 metros de altura. En el extremo de las ramas se forman grandes ramilletes de flores blancas. El fruto es una baya negra, cuando esta completamente madura. La médula de sus ramas esta muy desarrollada, es abundante, muy blanda y fácil de cortar con machete; las ramas o troncos principales son huecos o rellenos de un tipo de esponja, siendo por esta característica que se ha ocupado para fabricación de flautas (Sambucus viene del griego Sambuke y significa flauta). El olor de este arbusto es característico y no del agrado de muchas personas.

Saúco, Tlatlauquitepec.

Flores de Saúco.

Flauta de Saúco, de la pagina primitiveways.
Bayas de Saúco, fotografía de Wikipedia.


El Saúco en Europa:



El saúco era conocido también en el viejo continente, donde se asociaba a brujas, hadas y demonios. El saúco según traiciones celtas estaba habitado por un espíritu, por eso si se cortaba una rama en el solsticio de verano sangraría. En Inglaterra se conoce al hada que habita las raíces del árbol como “reina del saúco”. Esta se vengaría de quien cortara algún árbol sin permiso, afectando su ganado. Las brujas de Irlanda ocupaban madera de esta árbol para el mango de sus escobas. La siguiente leyenda nos muestra el respecto que se tenia a este árbol:


Hada del Saúco.

"Un campesino subía a una colina que estaba a espaldas de su casa para dejar prímulas o primaveras en cada solsticio de verano al pie de tres saúcos que crecían en lo alto. En su lecho de muerte advirtió a sus tres hijos que observaran esta tradición. Los dos mayores lo desdeñaron y solo el primero cumplió su voluntad. Esta superstición irrito a sus hermanos y uno de ellos subió a la colina y corto uno de los arboles. Fue inmediatamente poseído por una enfermedad. Durante varios días enflaqueció en su cama y finalmente murió. El segundo hermano talo otro de los arboles y su destino fue el mismo. Solo quedaron un hermano y un hermano. Durante toda la vida de aquel hombre las prímulas honraron el árbol del hada en cada solsticio de verano". (leyenda de Derbyshire, Inglaterra).



El Saúco en México:


La época prehispánica y colonial:

En México existe la variedad mexicana o Sambucus mexicana, conocida en los idiomas nativos como “Xometl” o “Azumiatl” (náhuatl), “kondembasi “o “Tengasi” (puhrepecha), “Topsiwi” o “Toqiwa” (totonaco), etc. Ocupado hasta la actualidad en diversas formas tanto tradicionales como modernas. 

Tanta importancia tiuvo el Saúco, que fue ocupado para nombrar personas ( un ejemplo de esto es Xometzin cacique de Tepechpan) y lugares, en la región de Tlatlauquitepec encontramos: “Xomeaco” o “Xomiaco”, en el lugar dela agua de saúco y “Xomeco”, en donde hay saúcos (toponimia). 

Xometzin en el cuadro rojo, códice Xolotl.
Una de las primeras descripciones del Saúco en México fue dada por Francisco Fernandez y dice: 

Del árbol de Savco, que los yndios llaman Xumetl. 

Llaman los Mexicanos a nuestro Saúco Xumetl, y los de Mechoacan, Cumtempa, el qual tiene vna mediana grandeza de arbol, cuyas hojas aplicadas en la cebeÇa, se dize cura el dolor nacido de causa cálida, y puestas sobre la frente y narices, retiene el fluxo de la sangre tomadas por la boca, dizen que curan las fiebres, que repiten por interualos, heuacuando la causa del daño, assi por vomito como por camara, maxadas y aplicadas en la parte que duele, quita los dolores nacidos del mal frances, y sana los torcijones, y dolores del vientre de las paridas, y cozidas las ojas y flor, y hechandotodo en vn seruicio ytomado aquel vapor, es prouechosissimo para almorranas, dizen tambien que el agua colada en que huuieran estado las rayzes, en ynfussion, purga el cuerpo, y desta manera detien las camaras, y quita las fiebres, y sana otros males del vientre y estomago, y que el Çumo aplicado en la medezina mundiäca y limpias las vias.

Francisco de Asís Flores y Troncoso recopilo varios remedios prehispánicos con Saúco en su libro, “ Historia de la medicina en México desde la época de los indios hasta el presente”, aquí exponemos algunos: 



Quatlaliztli, tzontecon totecuicaliztli, ixiuintiliztli, cefalalgias o dolor de cabeza: 



Para combatir las cefalalgias recomendaban comenzar el tratamiento por dar a oler la yerba ecuxo o picietl (tabaco), aplicar en la cabeza del paciente las hojas de xumetl y amarrarla y apretarla con un pedazo de la manta de sus vestidos. Si los dolores continuaban, la humedecían con cocimiento de xochitl y romero, haciendo instilaciones del mismo en las narices, y daban a sorber al enfermo los polvos de zozoyatic (Veratrum frigidum) para que estornudase. Si los dolores continuaban aún, usaban la sangría, no sabemos si local a general. 


Para abreviar el trabajo del parto, hojas de xumetl, molidas y aplicadas en el vientre. 

Sangrado de nariz o epistaxis: 

Consiste en dar a tomar al enfermo la raíz de calmastzitziqui en agua, y localmente, les formulaban sorbetorios de zumo de flor de coyolxochitl, del de raíz de axochiatl, del de la de tlacoxochitl, del de la de tepozan, de polvos de flor de cacaloxochitl (flor de mayo), de raíz de chilpanton tostada, o de piedra eztetl. El xumetl, era un adyuvante necesario del tratamiento, pues cubrían siempre con sus hojas la cabeza del paciente.


Por las Gacetas de Literatura de José Antonio de Álzate sabemos que el Saúco se ocupaba en el tratamiento de pulmonía y dolores de costado, dándonos primero una descripción de esta enfermedad: "hace algunos años que en el verano e invierno aparecen pulmonías y dolores de costados, que quitan en breve la vida. [...] Cualquier practico impuesto en el genio de estos dolores, y en la naturaleza del humor que las causaba, creo que no se opondría al método curativo que seguí. La autora era una cólera ocre y podrida, que mezclándose con la sangre, e impresionándola de este carácter pútrido y gangrenoso interesaba al pulmón, y tambien la cubierta que tapiza lo interior de esta cavidad. La enfermedad era de genio remitente y muchas veces intermitente, por que el dolor y además conjunto de accidentes acometían con vehemencia a ciertas horas, y a estos succedia una cesacion tan decidida que todo faltaba hasta determinado tiempo en que se repetía la misma escena." 

Uno de los remedios era el siguiente: "se lavaran en agua caliente dos onzas de cebada, y después herbiran en seis cuartillos de agua hasta que rebiente el grano. Al fin del cocimiento se echara un puñado de flor de Saúco, y se apartara del fuego: estando frío se colara por un cedazo, y de esta agua templada tomara el enfermo medio cuartillo, o mas a las once del día, y otro a las cinco de la tarde, endulzado con jarabe de altea, y sin jarabe siempre que quiera beber, como sea distante del alimento (por D. Juan Bermudez de Castro)". 

En la Gazeta del gobierno de México del miércoles 30 de junio de 1784, se habla también de una epidemia de pulmonía y el uso del Saúco en su tratamiento: "Desde el primero de mayo se ha comenzado a percibir en este pueblo (parece ser Parras Coahuila) la epidemia de la fiebre Pneumonia, o dolor pleurítico: hasta el día no ha muerto mas que una muger al noveno día, a la que no se sangro: en los demás han aprovechado luego que acomete el dolor, y seguidamente se percibe la fiebre, las agudas carminantes, a las veinte y quatro horas sangria larga manu, el simple cocimiento de la flor de Saúco, media dragma de nitro purísimo por la tarde y mañana, y por todo el decurso del morbo, y externamente en balsamo de calabaza vigorizado con el azeyte de Matiolo. Han convalecido con este método once enfermos, y se sigue con los que actualmente van cayendo."

Apartándonos de los usos medicinales, el Saúco también ha servido como repelente de plagas, la gazeta del gobierno de México del 8 de septiembre de 1874 no dice: "La virtud del Saúco contra el gorgojo, se experimento inmediatamente en el el Rancho de San Juan de la Cantera perteneciente al maestro de arquitectura Don Francisco de Guerrero y Torres, quien ( habiendo hecho antes dirigencias para extinguir la plaga de este insecto, de que estaba llena una troxe de maíz, no lo pudo conseguir, aun quemando azogue y azufre) mando a su mayordomo Don Manuel de Miranda, que echara sobre el maíz ramos y ojas de Saúco, lo que executó, y dentro de dos días ya no había gorgojo".



El Saúco en la sierra actualmente:



En Tepango de Rodriguez se prepara una infusión con cinco o seis ramas en veinte litros de agua y con ella se baña a las personas que sufren de calambres, cuando hay comezón se frotan las hojas sobre la piel hasta que desaparezca la piel. 


En Zapotitlán, para bajar la temperatura, se dan baños de pies (de las rodillas hacia abajo), con una infusion preparada con tres o cuatro pedacitos de corteza en un litro de agua. Para inflamaciones estomacales la flor se fríe en aceite y se aplica localmente. 


En Jalpan se acostumbra caldear las nalgas rozadas de los niños. La savia es purgante en dosis de 2 cucharadas y cuando se toman tres en vomipurgativo. Para la hidropesía se hace un cocimiento de la corteza en leche. Para el Sarampión y la tos hacen una infusion con la raíz, hojas y flores, tomándose caliente por la noche. 


En Tuzamapan se usa para el mal de ojo, haciendo una limpia junto con huevo, sal y chile chilpotle. 


En Jonotla se usa en barridas para el susto. 


En Tetela de Ocampo, la flor se utiliza para la tos, la caída del pelo y el mal viento, siempre en infusion. 


En Cuetzalan, el jugo de las hojas sirve para que nazca el pelo y se pone directo en la cabeza. Las hojas asadas se usan para quitar lo adolorido del cuerpo y se ponen calientes en la parte afectada. Se emplea para hojear el aire o el ojo. También en baños para las mujeres que quedan inflamadas después del parto. 


En Francisco Z. Mena se come molido en ayunas para el quemado de muerto. 


En los hogares serranos sus flores adornan el altar familiar. 

Altar familiar.

El Saúco en Tlatlauquitepec: 

Algunas hojas de Saúco.


En los panteones es común que haya arbustos, ya que para evitar que algún niño coja aire (sabiduría popular), también es común que se tomen algunas hojas y se le pongan en su pecho o espalda, otro uso tradicional es en la hechura de tamales, añadiendo unas hojas dentro de la tamalera para evitar cualquier tipo de desperfecto en ellos.

Los tradicionales cercados vivos también es común su uso, ya que al ser posible su reproducción por varetas y al apilarlas en hileras se logra una delimitación mas duradera que el cercado también tradicional de caña de maíz.

Como medina tradicional es ocupado en el combate a afecciones respiratorias.


Remedio local para afecciones de las vías respiratorias:
Receta:

  • 1/2 litro de leche. 
  • 3 o 4 ajos. 
  • 3 o 4 hojas de Sauco. 
Preparación: 

Pon a hervir la leche con los ajos y las ojos de saúco, dejar que la leche se evapore y espese.
Tomar una vez al día. 


Otros derivados del Saúco:


Vino de Bayas de Saúco:




Una faceta mas del Saúco es la fabricación del licor con sus bayas, que sirve tambien en remedios o bien a complemento para dar sabor a conservas o pasteles (sobre todo en Europa). 

Receta: 

Para la cantidad de veinte kilogramos de Saúco bien aplastadas y colocadas en una vasija, se añaden dos kilogramos de miel ( 2 y medio kg de azúcar) y sesenta gramos de sal común y disolviendo el todo en cuarenta litros de agua templada, se menea violentamente y se la deja fermentar en un sitio que no sea frío.

Se saca el liquido prensando el bagazo, virtiendole a un barril que se halle en un sitio fresco para que sufra de nuevo la fermentación silenciosa o lenta que hace, transcurridos algunos meses, que el liquido tenga su natural limpieza y estará lista para su degustaron. 

Mermelada de Saúco:



Conserva poco tradicional en México, pero en Perú si es muy común, tanto que algunos panes lo llevan entre sus ingredientes. 

Receta: 

Ingredientes: 
  • 1 kilo de bayas de saúco 
  • 750 gramos de azúcar 
  • Una manzana mediana pelada y cortada en trocitos 
  • El zumo de medio limón. 

Ponemos en una olla a fuego medio las bayas de saúco y el azúcar, e incorporamos el zumo de limón y la manzana y removemos. Poco a poco se irá deshaciendo, teniendo cuidado de que se remueva de vez en cuando. La mermelada estará entre 1 hora y hora y media. 


Hay otro usos para el saúco, Guatemala lo ocupan a modo de la hoja de zapote en el pan de fiesta o burro (llamado en Guatemala Pan de Tzolo'h) 

* Nunca se te ocurra comer la bayas y hojas crudas, pues son toxicas.

Datos:

  • Viajes de un naturalista por el sur de México, de Hans Gadow. 
  • Biblioteca digital de lamedicina tradicional mexicana. 
  • El anillo de las hadas, de Anna Franklin. 
  • Traces of the elder faith of ireland, de William Gregory Wood-Martin. 
  • Cuatro libros de la naturaleza y virtudes de las plantas y animales de uso medicinal en la Nueva España, de Francisco Fernandez. 
  • Gacetas de literatura de México, Volume 1, de José Antonio de Alzate y Ramírez. 
  • Gazetas de Mexico: compendio de noticias de Nueva España, de Manuel Antonio Valdés 
  • Historia de la medicina en México desde la epoca de los Indios hasta la presente, Flores y Troncoso, Francisco de Asís,. 
  • Catalago de plantas utiles de la sierra norte de Puebla. 
  • Elaboración de vinos naturales y artificiales sin el empleo de substancias, de Federico P. Albertí 
  • Guatemala, árboles mágicos y notables, de Luis M. Villar Anléu, Darío Morales
  • Receta de la mermelada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...