Anuncio.

Por falta de tiempo y por razones personales seguiré escribiendo en el blog de manera esporádica.

sábado, 27 de febrero de 2016

El glifo de Tlatlauquitepec



La escritura usada por los tlacuilos nahuas durante la época prehispánica y durante los primeros años de la conquista fue a base de glifos los que representaban objetos, ruidos e ideas, siendo así una forma de comunicación muy compleja la cual solo un pequeño grupo de personas comprendían.

Tlatlauquitepec siendo uno de los pueblos más antiguos del estado tiene su respectivo glifo toponomico, cuya representación es "un circulo rojo sobre la terminación tepec, de color rojo también, tlatlauhqui, color bermejo o rojo, se une sin variación final a la terminación del lugar". [...](Peñafiel, 1885, p. 216).






El origen del glifo "Tepetl".


Para conocer un posible origen de la representación gráfica nahua del cerro se puede dilucidar de una tradición nahua:


Los nahuas pensaban que una serpiente gigantesca se hundía y salía de la tierra y formaba promontorios con su cuerpo, de ahí nacen los cerros. Las cuevas eran las fauces del monstruo serpentino. 




Se le asignó un color típico que le correspondía por naturaleza (azul turquesa en los bordes, verde medio alrededor del centro y verde oscuro en el centro), mientras este no cambiara se pronuncia así, tepetl. Solamente el cambio de color, tamaño, forma o la adición de otros glifos modificaba su pronunciación que entraba entonces en segundo lugar o como parte de una segunda lectura de acuerdo a las reglas gráficas descubiertas por Joaquín Galarza. El monstruo serpentino estaba encorvado y se sujetaba con sus fauces a la tierra (como lo indican los códices mixtecos en los árboles míticos). Mostraba por lo tanto su espinazo en la parte más alta y a los lados las costillas, esos pequeños rizos laterales y dispuestos en la parte media del mismo. La regla de la escritura nahua marca que se podía agregar tres rizos más en la cima del espinazo pero este diseño no cambiaba la pronunciación y significado del mismo (a este concepto le denominamos variante no pertinente, ya que no afecta la lectura propia del glifo). (Valiente, 2012).
Otra posible explicación de esta representación es dada ya que los cerros eran vistos en:


[…] la cosmovisión indígena [...] como el axis mundi cumpliendo la función de ordenadoras de los diferentes niveles y jugando un papel importante en la religión y en la vida política. Así, en la construcción de las ciudades se recrearon los mitos cosmogónicos y los basamentos piramidales remitían a la montaña original. La forma tradicional de representarlas consiste en una figura trapezoidal consiste en una figura trapezoidal, ligeramente acampanada en la base y rematada en el centro inferior por un pequeño rectángulo, compuesto por una o dos barras que pueden tener color. Los colores típicos son el amarillo y rojo, aunque en la documentación colonial, en muchas ocasiones, se dibujó sin color. Puede tener en los lados ondulaciones agrupadas en número de tres que están relacionadas con la dureza del material y se refieren a las piedras. La superficie del cerro solía pintarse de verde o marrón. […] (Tlachia, 2012).

El glifo y sus partes.


Entendida la representación glifica del cerro, podemos pasar a describir el de Tlatlauquitepec. Este glifo representado en la matricula de tributos sea probablemente su forma original, en su parte superior vemos un circulo rojo usado para dar la lectura inicial del topónimo del que forma parte (en otros topónimos se lee como tlapalli), aunado a esto el cerro tiene el mismo color y dándole probablemente mayor énfasis a el color: el  tlatlauhqui, color rojo o bermejo.




En el códice Mendoza podemos encontrar dos variantes, en la sección de conquistas o expansión territorial la representación solo del cerro con las dobles franjas, una roja y otra naranja; la segunda versión es casi idéntica a la de la matricula de tributos siendo su única diferencia la franja de color amarillo.




Representaciones del glifo a través del tiempo.




















  • Peñafiel, A.. (1885). Nombres geográficos de México : catálogo alfabético de los nombres de lugar pertenecientes al idioma "nahuatl" : estudio jeroglífico de la matrícula de los tributos del Códice Mendocino. México: Oficina tip. de la secretaría de fomento.
  • Valiente u.. (2012). El glifo Cerro-Tepetl y su tránsito históric. febrero, 27, 2016, de ARKEOPATÏAS Sitio web: https://arkeopatias.wordpress.com/2012/02/01/el-glifo-cerro-tepetl-y-su-transito-historico/.
  • Tlachia [en línea]. Universidad Nacional Autónoma de México [Ciudad Universitaria, México D.F.]: 2012 [ref del 27 de febrero de 2016]. Disponible en la Web <http://tlachia.iib.unam.mx>













    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...