Anuncio.

Por falta de tiempo y por razones personales seguiré escribiendo en el blog de manera esporádica.

jueves, 7 de noviembre de 2013

Leyenda del Chal bordado de Hueyapan.



Detalle bordado de un chal de Hueyapan.


Esta leyenda no siendo propia de Tlatlauquitepec lo incluye, pues como se sabe es uno de los pueblos más viejos de la sierra (Menciona a Olinteutli el cacique histórico de Tlatlauquitepec).

Texto que mal informa acerca de Olinteutli.


La creación del chal queda renombre a Hueyapan se debe a la bondad de la virtuosa (xochitlecualtzin) bella hija del que era en ese tiempo el monarca del señorío de Tlatlauquitepec, ella enseño a las mujeres de Hueyapan las distintas labores, producto de su elevada cultura.

Cuenta la historia que (olinteutli) triste por la traición de su pueblo, al considerarse vencido por el conquistador español, envío a su hija (xochitlecualtzin) que significa flor muy bonita a entregarle valiosas ofrendas al mismo conquistador que estaba en Hueyapan, mientras el se ocultaba con el dolor y su tristeza entre los cerros (tepetls del uczuma o pico de águila) y el (Tlatlauquitepetl cerro que colorea ó que alumbra).

Iglesia de Hueyapan.


Como la doncella se había educado en la escuela de la nobleza ázteca adquirio muchos y amplios conocimientos que puso en practica en la mencionada comunidad; introdujo un telar primitivo y enseño a las mujeres a cardar la lana y a tejer en el telar (los zuapayos) o sea los chales, los cotones, (los cueyitl) o sea las enaguas y los (ilpika o paxa) que son el adorno en la cintura de las mujeres indígenas, así como a teñir y a bordar.

Sucedió entonces cuando un cometa cruzó los cielos en este pintoresco lugar de la sierra norte de puebla, en donde los cipreses los álamos y los ahuehuetes emarcan con mejestuosidad el paisaje, a un lado de los arroyos cristalinos se tejió por primera véz “el chal de Hueyapan”.

(xochitlecualtzin) fue muy querida y respetada por los nativos de Hueyapan al conocer su espiritu noble, sociable y progresista, pues además de sus enseñanzas organizaba semanariamente con hombres y mujeres, ceremonias rituales que se desarrollaban en el viejo (teocalli o casa de dios) en memoria de su padre (olinteutli) ultimo monarca de esta región.

Señora vestida a la antigua usanza de Hueyapan.


A esta ceremonia todos asistían vestidos de gala, con las prendas que aprendieron a confeccionar y de las que hacían gala para venerar la memoria de (olinteutli).

A pesar del tiempo transcurrido y el pasar de los siglos y en Hueyapan se sigue oyendo desde muy temprana hora, el ruido que produce el telar primitivo que (xochitlecualtzin) dio a conocer también se oye el bálido de las ovejas, que van al campo o de los que esperan pacientes el momento de la trasquila, para que su bellon se transformen en hermosos mantos de lana y flor.[1]



Investigacion: Salvador Santos Pozadas.

[1] Texto sacado de la pagina del gobierno municipal de Hueyapan, aquí.


Aclaraciones sobre Hueyapan:
  • Se sabe que Hueyapan se fundo con gente de Trapiche viejo, que huyeron de una epidemia.
  • La gente de Trapiche Viejo fundo el actual Hueyapan en la época colonial y después fue congregada en Yaonahuac.
  • Tiempo después regresaron a Hueyapan.
  • Datos del libro "Los pueblos de la sierra, de Bernardo Garcia Martinez".














No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...