Anuncio.

Por falta de tiempo y por razones personales seguiré escribiendo en el blog de manera esporádica.

martes, 2 de julio de 2013

Los duendes y Tlatlauquitepec



México tiene una gran herencia cultural, transmitida en danzas, comida y en lo que nos enfocaremos en esta entrada: Historias y leyendas.

Las historias que aquí presento fueron publicadas por miembros del grupo “Leyendas de Tlatlauquitepec” que forma parte de este blog, trataremos en esta entrada a los duendes, de origen netamente nacional (no hablaremos de trolls, ni hobbits y tampoco de pitufos), como: los Xocoyoles ( de origen náhuatl, que eran los bebes que nacieron muertos y no llegaron a ser bautizados), Chaneques (también de origen náhuatl, pero estos cuidan los bosques) y su versión maya el Alux, aparte de los anteriores duendes encontramos otros que han sido asociados a puentes o ríos, que como característica son muy juguetones, haciendo bromas a los transeúntes, empecemos.


Bosque de Tlatlauquitepec, supuesto hogar de los duendes.



Las noticias más antiguas de duendes en Tlatlauquitepec nos llegan del archivo histórico que se encuentra en la iglesia de la Asunción y dice: a dicho señor de Horta (Lorenzo de Horta.) el tiempo que aquí fue cura, le molesto un duende, cuyas inquietudes toleró con paciencia (bromistas como se había dicho).


También en los caminos, veredas y ríos es común encontrárselos, sufriendo así sus bromas, una historia dice así: por Chinampa es cerca del Cerro de los Murciélagos, antiguamente no había camino solo veredas y tenían que cruzar un arroyo de Tzinacantepec a Chinampa y después de las 12 de la noche salían los duendes justo en el arroyo, un señor que pasaba por allí dice que vio unos niños pequeños que lo guiaban a un camino muy limpio paso un tiempo se despertó y se vio entre la zarzamora todo espinado[1]; otro colaborador no dice: en Tatauzoquico dicen que salen duendes, a uno de mis tíos (De quien compartió la historia.) también dice que unos duendecillos lo encaminaban por un camino muy limpio pero cuando despertaba veía que estaba a punto de caer a una pequeña presa que está ahí en el río y de nuevo tomaba su camino a casa y otra vez los duendecillos lo llamaban y el los seguía y cuando reaccionaba otra vez veía que estaba a orillas de la presita es algo curioso [2]; los puentes también son lugares frecuentados por los duendes como dice la siguiente historia: en el puente que esta sobre el rio de Tochimpa (En el que es muy común ver luciérnagas.), de noche se oyen niños jugar y hasta es posible verlos (Quien contaba esto decía: que de un baile que hubo en Tochimpa paso por este puente y al ver a la distancia a estos niños, corrió muy asustada.), Si era tenebroso andar en esos lares, ya que no había iluminación (No sé si ya la haya.).


Puente de entrada a Tlatlauquitepec.

No nos sorprenda que hasta en los baños o letrinas que anteriormente se acostumbraba construir afuera de la casa y lejos de ella (por higiene y por mal el olor, aún recuerdo que mi padre me contó acerca de su baño y como tenía que salir en la noche a realizar sus necesidades con un quinqué en mano), fuese posible encontrar duendes como nos cuenta el códice florentino: Aquí otra manera de fantasma, que de noche aparecía: ordinariamente en los lugares, donde iban a hacer sus necesidades "Cuitlapanton" (parece venir del lugar donde se podía hallar uno con ella, de Cuitlatl que se traduce como excremento, aunque también puede estar relacionado a la orina o los riñones) "centalpachton". Cuando este fantasma aparecía, luego tomaban agüero: que habían de morir en breve, o que le había de acontecer algún infortunio; esta fantasma aparecía como una mujer pequeña enana y que tenía los cabellos largos hasta la cintura y su andar era como una anadeando; quienquiera que viera este fantasma, cobraba gran temor y el que la veía, si la quería asir, no podía, porque luego desaparecía y tornaba aparecer en otra parte, luego allí junto.


El duende Cuitlapanton.



Hasta aquí llegamos con las historias de los duendes, en próximas entradas seguiremos publicando más historias y leyendas, si te interesa contarnos alguna y que sea publicada entra al siguiente link y únete al grupo "Las leyendas de Tlatlauquitepec"  (grupo Cancelado) en Facebook y compártela (Los textos plasmados, fueron copiados tal cual fueron compartidos por los miembros del grupo y como están escritos en los textos consultados).








Colaboradores y fuentes:

  • Diario de un cura de pueblo y relación de los señores curas que han servido la parroquia de nuestra señora de la Asunción de Tlatlauqui, por Ramón vargas López.
  • Cristina Guerra [1]. 
  • Sooyy Un Moossttrroo [2]. 
  • Códice Florentino.


Comenta antes de salir.

Mis otros blogs:
Sígueme en Facebook dando clic en la imagen.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...